lunes, 25 de julio de 2011

Perseguido

No sé con qué argumento comenzar este relato pero lo intentare.

Son personajes ordinarios los que encabezan esta historia y la de cualquier otra persona que la ha experimentado pero siempre se destacan por detalles que los hacen únicos. La seguidora, la oculta, los tres mosqueteros y la esposa; en ese orden se han presentado y no dejo de pensar en ellos.

Una mujer que conozco desde hace un mes o dos, le gustan las descripciones de lindos paisajes y relatos amorosos. Se ha desempeñado en dar consejos, opiniones y opciones para la mejora de textos literarios, pero de igual manera trabaja en una tienda en el Estado de México. Una mujer adulta, soltera y honesta. Ella es la seguidora.

Conozco a su tía pero no a ella; pero tiene ojos rasgados y cabello oscuro, es agradable y divertida y aun sigo esperando el día en que nuestros cuerpos se observen y otra historia empiece con un solo “hola”. E oído su voz pacifica y expresiva y siento que la eh conocido, en esos momentos me llena de halagos que me provocan una sonrisa picara. En conclusión, ella es la oculta, pero espero que ya no lo sea.

Mientras leía la revista “Autos” en la sección de preguntas y respuestas un hombre de no más de 25 años me miró con ojos de reconocimiento y de inmediato dejo su revista y corrió a encontrarse con otros hombre, estos mayores a él. De pronto los tres sujetos me miraron fijamente como si vieran a una estrella de televisión mientras yo trataba de ocultarme en la revista y enfocarme en el texto en ella. Salí de la tienda y me dirigí a otra pero ahora esperaba afuera de ella. Volteaba de un lado a otro buscando cualquier cosa que me interesara, en eso, vi a los mismos tres hombres cerca de mi pero ellos no me prestaban atención, solo de vez en cuando uno de ellos volteaba a ver qué pasaba en su alrededor. Me llamarón del interior de la tienda y entre, minutos después cuando estaba afuera con una bolsa en la mano, solo vi uno de los tres mosqueteros y me fui.
De la siguiente no hablare mucho pero es igual de importante. Una joven ex pareja que aun quiero mucho pero me eh enterado que se va a casar. Tiene a lo mucho 18 años y no conozco al marido, pero lleva 10 años planeando una boda que se realizara en diciembre de este año. Cuando me dijo, le dije felicidades pero pensé que era una tontería, dos días después se lo dije y expuse mis argumentos, pero volví a decir que felicidades y ahora se planea que sea padrino del evento. Es a la que le digo felicidades y que sea muy feliz, la esposa.

¿Qué une a estos personajes a los que conozco y a los que no? Que son únicos. A algunos los deseo conocer (Paola) y me alegra que estén junto a mí. A otros no (los tres rateros). Pero llegan sin aviso (Dhasia) y luego se los agradezco. Sin embargo han seguido lo que quieren (Anely) y se han convertido en mis perseguidores.

viernes, 22 de julio de 2011

Por si no se enteraron de sus cinco minutos de fama.

No es que haya querido ser chismosos en esa situación, solo me llamaba la atención el porque me habían bajado del metrobus en plena vía antes de llegar a la Viga.

Era Viernes 22 de julio de 2011, un día soleado como cualquiera; me dirigía a la estación de Amores de la Línea 2 del transporte urbano metrobus a hacer una serie de pagos que no tardarían más de cinco minutos. Yo pensaba que mi trayecto iba a ser rápido y tranquilo cuando de la nada, antes de llegar a la estación La Viga, un trabajador del servicio anuncio que nos bajarían del camión por un impedimento en el camino.

Nos bajamos tranquilamente todos los usuarios del transporte sin antes preguntar a donde nos dirigiríamos para no volver a pagar la entrada en la siguiente estación, el trabajador nos aviso que camináramos una estación atrás para volvernos a subir pero mi curiosidad me invadió al ver que varios autobuses estaban parados en frente de nosotros y de igual manera estaban bajando a sus pasajeros.

Empecé a caminar en dirección de los gritos que se empezaban a originar; en dirección opuesta a la dirección que nos habían dicho. Cuando llegue a la esquina de la avenida la Viga y el eje 3 vi varias camionetas de la policía de la ciudad cargadas con granaderos y estos situándose como formando una barrera.

video

Eran comerciante de un mercado publico que no tengo la más remota idea de cuál de todos, pero en total eran como 10, esos 10 pararon el trafico, trajeron a más de 30 granaderos y me bajaron de mi transporte.

video

Gracias al dialogo, los comerciantes dejaron pasar al metrobus y yo pude seguir con mi trayecto; pero la pregunta es, ¿Qué no tienen mejores cosas que hacer? y ¿por 10 personas se para el trafico de un eje y provoca que cientos de personas lleguen tarde a sus destinos?

Al volver a pasar por ese punto unos minutos después de la “manifestación” no había nadie, ni un curioso como yo o un policía de tránsito. Fueron sus cinco minutos de fama de los comerciantes del mercado escondido.

lunes, 18 de julio de 2011

La chica sin rostro.

¿Es atrevida o valiente? Aun no lo sé.

Es unos textos y una voz angelical que más de una vez eh escuchado, pero no sé quién es.

De mediana altura, cabello largo y oscuro, ojos rasgados, piel blanca y asegura un cuerpo esculpido por la danza árabe que practica. Pero ¿será?, ¿será aquella mujer con la que todos deseamos encontrar y en mi caso, ella llego a mi?

Tenemos buenos y malos ratos, nos divertimos y nos aburrimos; pero nunca la eh visto a los ojos, nunca eh sentido su piel ni escuchado su voz; pero aseguramos hablar por largos ratos.

En el transporte, en la calle, en el gimnasio y en la plaza la eh visto; pero no estoy seguro si es ella la de ojos cafés o azules, la de cabello rizado o lacio, la de una risa contagiosa o una seriedad penetrante. Luego te imagino y temo; me aterra el pensamiento de no ser quien deseas y no dejo de pensar en cómo eres.

Al principio asegure ser un secuestrador y tú luego me quisiste secuestrar. Dude de tú presencia y tú explicaste tu propósito. ¿Si eres quien dices ser?

Podría ser mañana o la semana que entra que por fin encuentre a esa chica.

Paola Vianey, es su nombre y hoy; no la vi. Solo observo una hada e tonos morados sentada en una luna en la oscuridad; ella es Pallolis.

martes, 5 de julio de 2011

Para ella.

Féminas, mujeres, amantes, novias, esposas, amigas, conocidas.

Nunca olvidare sus besos fríos y sencillos; expresados por sí mismos.

En 17 años eh conocido y probado algo más que amor, esa sensación se satisfacción y placer de estar con alguien.

La tranquilidad de sus abrazos; la unión de dos almas.

Desde la más empalagosa relación hasta la más lujuriosa; es algo que siempre será un misterio hasta que es expresado por su poseedora.

Su forma de hablar; que importa lo que digan los demás.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1. Ella cambio mi forma de pensar y actuar. Fue una gran guía.

El primer beso verdadero, siempre cautiva a cualquiera.

2. Tuvimos cosas en común; eso nos unió y nos destrozo.

Una caricatura sangrienta; quien diría que nos uniera.

3. Esos besos, que superficial fui esa vez.

Fueron y son, sentimientos encontrados.

4. Una tribu urbana la caracterizo, aunque no del todo.

Su protección, cambio mi rumbo hasta hoy.

5. Tuvimos una relación, pero fue el alcohol el que hasta el último día que nos vimos nos expresamos.

En verdad la quería, bastante.

6. Su sinceridad y simpleza, algo genial.

Fuimos más que amigos.

7. Diablos que estaba pensando, era su prima.

Al fin y al cabo, los celos matan.

8. Le di solo y más amor.

Su sapo tuvo a su princesa.

9. Éramos mi gran amiga, nos confundimos.

La distancia siempre es factor.

10. Fue amor de un día o solo quería un beso.

Siempre es difícil decir lo que quieres.

11. Amor, sin que yo sintiera.

Solo eran escapadas.

12. El más desgastante y donde aprendí más.

Sexo, alcohol y drogas; maldito sexo, y el alcohol y drogas; solo ella las tomaba.

13. Una muy sentimental, por su pasado y presente.

Hablaba de hacer el amor, pero eran teorías distintas de su significado, nunca del coito.

14. La más actual; la única, en la que aun pienso y no sé qué hacer.

Que mujer tan interesante.

.…

Podría decir nombres pero no lo hare o mejor si…

Es la mujer que ha pasado por mí y por todos, tiene distintos cuerpos y pensamientos.
Pero la misma nos vuelve locos.